T I P

Text & Information Processing

  • Incrementar el tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar el tamaño de la fuente
Español
Inicio Convertir números a texto

Convertir números a texto - Números TIP - Consideraciones previas

Indice del artículo
Convertir números a texto - Números TIP
Los numerales
Consideraciones previas
Cardinales
Ordinales
Fraccionarios o partitivos
Multiplicativos
Lista de números del 1 al 25
Lista de números del 26 al 50
Lista de números grandes
Todas las páginas

Accede a Números TIP

Consideraciones previas

Una visión panorámica del conjunto desvela que se trata de un grupo de expresiones cuyos significantes pueden participar en varios paradigmas.

En esta aplicación se seguirá la clasificación general propuesta por la NGLE, considerando, bajo criterios tanto morfosintácticos como semánticos, cuatro subclases de NUMERALES; CARDINALES, ORDINALES, MULTIPLICATIVOS, y FRACCIONARIOS (NGLE §21).

Estos ámbitos presentan una doble particularidad que convierte el campo semántico de los numerales en un galimatías; por un lado, estas clases son desarrolladas por diferentes categorías gramaticales y, en ocasiones; por formas diferentes; la ordinalidad puede expresarse con formas pertenecientes al paradigma ordinal; planta vigésimo quinta, y con formas propias del paradigma cardinal; planta veinticinco.

Por otro lado, algunas de estas clases compartirán sus formas canónicas; así cuarto podrá ser según su distribución sintáctica, adjetivo o sustantivo masculino ordinal, o sustantivo masculino fraccionario;

  1. Es el cuarto tema el que más les cuesta entender. ADJETIVO ORDINAL.
  2. En Santander vivíamos en un cuarto. SUSTANTIVO MASCULINO ORDINAL.
  3. Un cuarto de la población mundial tiene problemas de visión. SUSTANTIVO MASCULINO FRACCIONARIO.

Junto a estas dificultades, podemos señalar otra de corte teórico; la falta de análisis minuciosos y rigurosos por parte de las gramáticas tradicionales de nuestra lengua. En términos generales el tratamiento de los numerales es superficial y limitado, se agota en la presentación de listas de unidades léxicas (en la mayoría de los casos sin catalogar categorialmente) junto con algunas indicaciones de carácter morfológico para la formación de las unidades léxicas que dan nombre a las cifras. Estas carencias quizá estén justificadas por la falta ―a nivel teórico-descriptivo―, de dos de los requisitos que imponen y apremian a las gramáticas computacionales; la precisión y la explicitud.